Sumando vida

Aquella noche fría de Diciembre a la luz de la lumbre de la mesa camilla reflexionaba sobre la climatología de la semana. Una semana lluviosa y húmeda propia de la época en la que estábamos en la cual no se había podido salir a estirar un poco las piernas  y pedalear un poco por mi zona.
La decisión era fácil, esperar tiempos mejores que ya vendrían, y coger la cama para escuchar la lluvia caer....
Y decidí continuar soñando, esta vez en otro de los santuarios ciclista...Los Alpes, los majestuosos Alpes. Parecía que llevaban muchísimo tiempo esperándome, Alpe D`huez, Galibier, Izoart, Crois de Fer, Glandón, Telegraphe, Finestre, Sestriere, me sonaban estos nombres y bien que me sonaban, muchos años pegados al televisor viendo las hazañas de los esforzados de la ruta y mira por donde me encuentro allí y casi sin saberlo.
Al poco rato estoy revisando las ruedas de mi entrañable Wilier, quizás necesiten un poco de aire, hoy hay mucha subida y conviene que estén bien hinchadas.
Nuestro afable guía nos comenta un poco la Etapa de la jornada, día duro con tres puerto de ascensión y una bajada de 20 Km en no muy buenas condiciones, carretera estrecha y bacheada.
Partiremos de Alpe D`huez subiendo hacia el Col de la Serenne, para aquellos que creen que Alpe D`huez no tiene salida, pues si, por este col de sale por una carretera diferente a la de la subida convencional. Corto pero intenso y la bajada sinuosa para presentarnos en Le Bourg-d'Oisans localidad donde da comienzo el plato fuerte de la jornada la ascensión a Alpe D`huez.
Continuará....

Irati

Sin pensamientos de realizar una cicloturista más, ya que a no mas de un mes partiría hacia el principal objetivo de la temporada, se me brindó la oportunidad de participar en una prueba de las mas selectivas y interesantes del calendario nacional la "Irati Extem". Y que prueba, dura como pocas y con un recorrido espectacular de naturaleza cuyo recorrido recorre parte de la selva de Irati una gozada para los que amamos la naturaleza.


Partimos hacia Navarra un grupo de 4 personas para afrontar 130 Km con 8 puertos en el recorrido dos de ellos de categoría especial, Errozate y Larrau, este ultimo viejo conocido mío ya que afronté sus duras rampas allá por el verano de 2011.
Lo cierto es que vivimos una experiencia inolvidable en aquel durísimo puerto de Errozate  y con la ascensión al Emperador de los Pirineos así es como llaman a durísimo puerto de Larrau donde, como no podía ser de otra forma, apareció la lluvia para ya no abandonarnos hasta la conclusión de la prueba. Y en inmejorable compañía, desde aquí un saludo par Juan, Eladio y Jesús Viruez, vivimos un fin de semana que seguro que volveremos a repetir en algún que otro lugar, quien sabe si en nuestro país o....
 

Y que año...

Es hora de retomar el blog, que a decir verdad, lo tengo un poco olvidado pero la ocasión lo merece.
Y es que el año ha sido intenso, quizás uno de los más intensos de mi trayectoria, quien me lo iba a decir a estas alturas de mi vida que este 2015 sería así.
Pues bien comenzó como todos con la subida del día 1 de Enero a donde siempre, Puerto de las Palomas. A continuación preparar el cuerpo para lo que se avecinaba.
Y allá por el mes de Junio empezó la fanfarria; primero con participación en La Indomable en las Alpujarras Almeriense y Granadina. Un paisaje de ensueño en sus 200 Km de recorrido pasando por un sin fin de pueblos alpujarreños siendo el mas significativo Trevelez, situado a 1400 m sobre el nivel del mar y una de las localidades situada a mas altitud en España. Continuará...

Categoria "La Vida"

Bueno un año más que se va y otra vez, y no se cuantas van, he vuelto a ser CAMPEÓN  en mi categoría, como suele decirse. En la categoría, no se si master, mini, walter, maxi o como quieran llamarle pero que categoría....macho.
Este año me ha costado un poco más trabajo del que esperaba, he tenido unos rivales que me lo han puesto bastante difícil, pero otra vez les he vencido, ja ja 
Y empezará el año nuevo y Dios mediante ahí estaré, no va ha ser fácil pero ya les adelanto a mis competidores, que no rivales, que lo van ha tener muy difícil.
Os espero en la categoría de la vida.....y no me defraudéis. Avoir

Reflexiones de Año Nuevo

La Covatilla 2014
Creo que llegadas estas fechas es momento de hacer borrón y cuenta nueva de cara al nuevo año que se avecina. Y digo Año Nuevo por que yo desde hace bastantes años empiezo el calendario "Franciscano", (lo llamo así en honor a mi nombre), en el mes de Noviembre. Coincidiendo con el comienzo de la pretemporada deportiva que realizo. No obstante, desde hace ya algunos años, el primer día de Enero suelo hacer algo especial para no hacerle feo al Gregoriano.
 Por lo demás y aun siendo de la opinión de que el progreso está en el cambio, no pienso cambiar ni un ápice el trabajo realizado, deportivamente hablando, en los últimos años.
El año, aun no siendo todo lo fascinante que hubiésemos deseado, se ha intentado salvar con la mayor decencia posible y el disfrute ha estado acorde con lo planeado en segundas nupcias.
Si bien he de decir que éste último año he acabado muy cansado, yo diría que demasiado cansado. Y seguramente el descanso será un poco más prolongado que en temporadas anteriores.
 Por lo demás, en estos momentos aun cansado, en mi interior revolotean las mismas ilusiones que cuando empecé en esto del cicloturismo-deportivo, como yo lo llamo.
En este nuevo año, si la suerte me sonríe, mi ilusión será intentar recalar en aquellos parajes que están en mi retina y que para mi serán todo un descubrimiento, conocer nuevas carreteras, explorar rutas míticas de leyenda y abrazar a aquellos puertos que se dejen querer por las dos ruedas. Así que Feliz Año Nuevo a todos aquellos que comparten mi  ilusión y sobre todo a aquellos que serán participe de mi AVENTURA .

Mis Puertos



Hoy inauguro una nueva sección en mi Cajón de Recuerdos. La he denominado "Mis Puertos", y la he llamado así por que son Puertos que he tenido la suerte de conocer a lo largo de mi dilatado camino en el mundo del pedal, y que los considero parte de mi vida. 
Ellos me han enseñado lo que significa el esfuerzo, el tesón, la superación, la constancia, el no rendirse ante la adversidad, el creer en uno mismo. En ellos he encontrado la paz, la tranquilidad, la belleza, la naturaleza en su estado puro, la decepción, la amargura, el desencuentro, la fatiga, la derrota, y tantas y tantas otras sensaciones........ 
Me han permitido conocer parajes increíbles, gentes maravillosas, pueblos tranquilos donde sus moradores tienen suficiente con ver amanecer un nuevo día, nieves perpetuas, lagos de aguas cristalinas, horizontes infinitos y tantas y tantas imágenes que están plasmadas en el álbum de mi vida. En definitiva ellos me han ayudado a ir formándome como la persona que soy, seguramente con muchísimos defectos y pocas virtudes, seguramente con inseguridades ante la vida, seguramente con firmeza en momentos difíciles y en otros, debilidades; pero con una tremenda paz interior por tener la certeza de haber puesto todo mi empeño en realizar el trabajo bien hecho.
Y ahora más allá del ecuador de mi vida pienso que "Mis puertos" tienen algo que ver con la forja de mi vida, y como  no rendirles un humilde homenaje y colocarlos en un lugar destacado de mi cajón de recuerdos.
Seguramente no están todos los que son, pero si son, todos los que están. No obstante iré agregando todos aquellos que recuerde y por que no, si las circunstancias lo permiten, todos aquellos que aun me queden por curiosear.

El Bar del Tourmalet

Yo, que como ustedes sabéis queridos lectores, soy de bares, sí me gustan, y los de sabor añejo más...
Quisiera guardar en este cajón mi experiencia en el primer bar que he visitado en mi vida y no me he tomado una cerveza después de una buena pedalada, que raro verdad... la razón es que estábamos en pleno mes de julio a 6 grados, que para los sureños eso es mucho frio. Así que la mejor opción posible era tomar un cafelito caliente y así se procedió.
Julio de 2011 y mi primera ascensión al coloso Pirenaico, la subida desde Bareges, y por la recién inaugurada vía Fignon, vía cerrada al tráfico y solo frecuentada por ciclistas, que nivel el de los franceses con el ciclismo, igualito que aquí, en fin...  18 Km de ascenso al tan laureado col. Una gozada de puerto solo frecuentado por ciclistas de todo tipo, de alforjas, competitivos, cicloturistas, de montaña,  el paraíso de las dos ruedas.
Si ya la terraza del bar y su fachada promete, el interior es todo un museo dedicado al ciclismo a su paso por tan emblemática zona. 

La France

Una bajada con un frío descomunal, ¡¡en el mes de Julio....!! 
Así recuerdo mi tercer reencuentro con la bajada del Somport camino del pueblecito Francés de Escot a los pies del Marie Blanque.
Pero antes nos aguardaba una sorpresa Laberouat, una subida dura, yo diría que durísima, con rampas del 16 y 17 % pero con un final con vistas de cuentos.
Laberouat
Una vez superado el primer escoyo de la jornada nos dirigimos al mi ansiado encuentro, algunos años después, con el Marie Blanque el que coronamos con 26 grados de temperatura... es lo que tiene el Pirineo.

Y para culminar no podría faltar un clásico del Tour, un apoteosis final con Aubisque-Soulor, primera jornada en La France. Imborrable en mi memoria y una de las mejores de este cajón de recuerdos.

Semana en Verde

Y comenzó la aventura en el pueblo con nombre de futbolista...
De primeras me topo con una legión de colombianos venidos de ultramar, simpáticos como buenos latinos derrochando bondad, y sobre todo humildad,  un recuerdo inolvidable del  "Mono Rincón", Don Ramón, Carlitos, Federico, etc, etc. Al mismo tiempo tuve la suerte de hacerme con un par de amigos de los cuales al día de hoy mantengo una buena amistad con mi colega Raúl, Vasco de nacimiento y Zaragozano de adopción, buen tipo.


Las primeras pedaladas, las primeras emociones, las primeras sensaciones.... y el verde, el verde pirenaico ante mis ojos que ya no me abandonaría hasta el final.
Atrás irían quedando las primeras subidas en el Pirineo Navarro para conectar con el Pirineo Aragonés. Lizara, Matamachos, Sierra de los Angeles... hasta que alcanzo mi añorado reencuentro, once años después, con la vieja estación de Canfranc, en otro tiempo antesala de la libertad, el recordado Somport al final donde recuperar fuerzas del primer asalto en la estación de esquí de Candanchú.

Tromouse

Tiene el honor de ser el mayor circo glaciar de los Pirineos con casi 4 km de diámetro.
Es una de las ascensiones que más me han impresionado de las que he tenido la oportunidad de realizar en mi dilatada experiencia cicloturista, quizás sea por lo poco conocido que es en el mundo de la competición o por su acceso restringido, lo cierto que no es un puerto muy conocido en el mundillo ciclista.
Esa es la ventaja que tenemos los cicloturistas, que llegamos a parajes que dificilmente llegaran los que compiten. Una carretera que parte de Luz S. Sauveur y que pronto se queda sin apenas tráfico dando lugar a una naturaleza sin igual con un perfecto asfaltado dado la poca cantidad de tráfico ya que a media ascensión está restringido el paso de vehículos a motor. No es que no se pueda acceder en coche, que si se puede, pero hay que pasar por caja..., en bici afortundamente todavía no, que todo se andará.
En definitiva es una ascensión que recomiendo ya que disfrutar de ese tipo de parajes sólo se hace en contadas ocasiones.